Esa es la sensación que vas a tener cada vez que llegue el final de cada uno de nuestros eventos. Esa sensación de cuando terminas un buen café. La nostalgia de lo vivido. La necesidad de volver a saborearlo. El sabor dulce del azúcar y lo amargo de su textura. La dulzura de ese tiempo compartido con esos artistas a los que admiras. La amargura de tener que decir un ‘hasta pronto’, ‘nos volveremos a ver’o un sencillo ‘adiós’, que no dice nada y lo dice todo.

Un café… a eso es a lo que te invitamos en cada uno de nuestros eventos. A una sensación eterna de rebobinar constantemente la esencia.

Durante dos días y medio te retamos. Queremos sacar lo mejor de ti. Disfrutar de tu presencia y que tú puedas disfrutar de cada uno de las sesiones que hemos preparamos con absoluta delicadeza. Actividades y talleres que intentará sacar lo mejor de ti. Algo más allá que una sencilla convención. Donde no solo los artistas son los protagonistas, también lo eres tú.

¿Y qué sería de la vida si nos guardásemos en nuestro interior algo de ese niño que todos llevamos dentro? ¡Qué ganas de jugar tenemos siempre! De involucrarte en pequeñas investigaciones, mantenerte alerta y obtener una recompensa a cambio. Jugar dentro de una convención hace que el público interactúe de forma más directa y la atmósfera sea puro entretenimiento.

Sigue de cerca lo último

COLABORADORES